Jero Alcaide Jiménez
Mercedes Mateos Aparicio
Juan Martín Serrano

PLAN DE TRABAJO INDIVIDUALIZADO (PTI)
primera.jpg

Dado que hay alumnos que requieren una atención educativa diferente a la ordinaria por presentar necesidades educativas especiales, por dificultades específicas de aprendizaje, por sus altas capacidades intelectuales, o por condiciones personales diferentes o de historia escolar nace la necesidad de dar una respuesta educativa denominada “Atención a la diversidad”. La atención a la diversidad es una necesidad que abarca todas las etapas educativas y a todos los alumnos, es decir, se trata de contemplar la diversidad de los alumnos como principio y no como una medida que corresponde a las necesidades de unos pocos.





La respuesta educativa a la diversidad es un conjunto de actuaciones dirigidas al alumnado y a su entorno con la finalidad de favorecer una atención personalizada que facilite el logro de las competencias básicas y objetivos de la Educación Primaria y la Educación Secundaria. Esta respuesta se concreta en las medidas curriculares y organizativas recogidas en el Proyecto Educativo.
Algunos ejemplos de medidas organizativas y curriculares son el apoyo en el grupo ordinario, los desdoblamientos de grupo, las adaptaciones del currículum (PTI), el refuerzo escolar, los programas de diversificación, etc.

A continuación os ofrecemos un video sobre aspectos clave en la Educación inclusiva, que es la que utiliza los PTI para subsanar, de la mejor manera posible las carencias de los niños con necesidades especiales.




PLAN DE TRABAJO INDIVIDUAL

Una vez identificadas las necesidades específicas de apoyo educativo y el contexto escolar y familiar del alumnado, las respuestas a la diversidad se concretan en un PLAN DE TRABAJO INDIVIDUALIZADO.

ELEMENTOS DEL PLAN DE TRABAJO INDIVIDUALIZADO.
La construcción de los PTIs exige:

· La definición de las competencias que el alumno y la alumna deben alcanzar en el área o las áreas de conocimientos y los contenidos que son un referente dinámico y sin exclusión de todos.
· La organización del proceso de enseñanza y aprendizaje y los procedimientos de evaluación que, igualmente, van dirigidos a todos donde se definen las estrategias individualizadas, mediante la propuesta de “Actividades individuales y cooperativas”, la distribución de los agrupamientos, el uso de los materiales necesarios, la intervención de los responsables y, todo ello, de forma secuenciada durante el periodo de tiempo que previamente hemos establecido y en el espacio o espacios que tengamos previsto utilizar.

El PTI se integra en la Unidad Didáctica.


jtz4D72.tmp.jpg



QUIÉNES LO ELABORAN Y DESARROLLAN
Está coordinado por el tutor o tutora y lo desarrolla el profesorado en colaboración con las familias y con aquellos profesionales que intervengan en la respuesta.
ALUMNADO CON PLAN DE TRABAJO INDIVIDUAL
Alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo:
· Para el alumnado que repite.
· Para el que promociona con evaluación negativa.
· Para alumnos ACNEAEs.

CUÁNDO SE ELABORA

· ACNEAE: Una vez identificadas y analizadas las necesidades específicas de apoyo educativo y el contexto escolar y familiar.
· En cualquiera de las fases del curso, cuando el alumno no alcance el nivel suficiente en alguna de las áreas.
· Cuando el alumno permanece un año más en el ciclo (EP) o curso ( ESO) y cuando promociona con evaluación negativa (EP) o con materias insuficientes (ESO).


Se trata, por tanto, de una herramienta distinta ya que responde a un concepto diferente de respuesta a la diversidad (saber), exige un proceso de elaboración diferente (hacer), e implica una actitud distinta ( querer).
El Plan de Trabajo Individualizado se convierte en un documento vivo y dinámico que, como no puede ser de otra manera, se construye cada día y se concluye cuando todo el proceso ha terminado. La construcción del mismo requiere:


Otorgar el PEC, las programaciones didácticas y la información propia recogida en el expediente de cada uno de los alumnos, el papel de fuentes de consulta y renunciar a la obligación impuesta de elaborar un nuevo documento de síntesis para programar la respuesta a un “único alumno”.


Considerar las Unidades Didácticas como el referente para su elaboración.


  • Definir, en este nivel y para todos los alumnos los mismos objetivos, contenidos, y criterios de evaluación. Se trata de sustituir las prácticas de eliminación y simplificación por las de priorización y enriquecimiento.
  • Poner el énfasis y el esfuerzo en el diseño y desarrollo de las actividades para que, resueltas de forma individual o colectiva, permitan atender y desarrollar todas las capacidades.
  • Practicar la observación, el análisis de los resultados y los efectos provocados para utilizar, a corto plazo, las conclusiones en la construcción de las unidades de trabajo sucesivas y en la actualización de la información recogida en las evaluaciones psicopedagógicas y, a medio plazo, para reescribir las Programaciones Didácticas.
  • Incorporar en la práctica docente el uso de estrategias del documentalista para poder poner al servicio de los demás y al propio, un amplio banco de actividades y estrategias que sirvan de base para lograr los objetivos desde rutas diferentes.

Con todo esto, no resulta fácil imaginar un formato único de Plan de Trabajo Individualizado y mucho menos, aceptar un modelo obligatorio. Sirva como ejemplo esta descripción de todo el proceso de elaboración:


La elaboración del “PTI de todos los alumnos en todas las Unidades Didácticas de todas las áreas y materias” se contextualiza en la práctica de los equipos docentes ( o del profesor tutor) cuando se reúnen para programar.
Es en este marco donde se definen los objetivos y los criterios de evaluación, se seleccionan los contenidos y se diseñan las estrategias metodológicas que se van a utilizar para el conjunto de sus alumnos.
La incorporación de la práctica de los PTI exige un paso más, sin modificar por ello las rutinas aprendidas en ese proceso.

Este paso requiere identificar o diseñar desde el conocimiento que se tiene de cada alumno, las actividades que se consideran más adecuadas y organizar una ruta flexible para desarrollarlas. También es posible lograr una mayor implicación y compromiso de los protagonistas.

Juan de Dios Rojo Gómez, inspector de educación nos muestra en una interesante presentación los rasgos más importantes de un PTI



Un posible formato puede ser:

A) La definición explicita de lo que queremos que el alumno aprenda.
B)
La propuesta de actividades a realizar distribuidas de acuerdo con la secuencia de enseñanza y aprendizaje establecida.
C) La recopilación del trabajo hecho y la incorporación, como actividad final de una reflexión sobre logros conseguidos y esfuerzos realizados.

SI QUIERES VER O DESCARGARTE ALGUNOS MODELOS DE PTI SÓLO TIENES QUE VISITAR LOS SIGUIENTES LINKS:

http://edu.jccm.es/cpr/valdepenas/index.php?option=com_remository&Itemid=43&func=fileinfo&id=174</span>

http://edu.jccm.es/cpr/valdepenas/index.php?option=com_remository&Itemid=68&func=startdown&id=174</span>